Servicios de Salud de Oaxaca


REGISTRA OAXACA 20% MENOS CASOS DE CONJUNTIVITIS.

10 de abril, 2018
Comunicación Social

*La institución exhorta a la población lavarse las manos constantemente y evitar compartir objetos con personas infectadas.

El ojo rosa es una afección ocular infecciosa llamada conjuntivitis, misma que afecta los fluidos y tejidos húmedos que cubre el globo del ojo y el párpado interno, siendo bacteriana o viral la cual no afecta las estructuras internas de la visión, informaron los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Los principales síntomas son visión borrosa, dolor, picazón, ardor, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, así como secreción blanca, amarillenta o verdosa, y sensación de arena dentro del ojo, cualquier persona pueda estar expuesta al contagio de la enfermedad, ya sea a través de bacterias, virus e incluso del polvo.

Y es que con base al boletín epidemiológico nacional número 13 del presente año, se tiene el registro de siete mil 16 casos de conjuntivitis en la entidad, lo que representa una disminución del 20 por ciento en comparación al año 2017, donde se contabilizaron ocho mil 731 casos.

La conjuntivitis bacteriana se disemina a ambos ojos, mientras que la viral solo afecta a un ojo y la forma de prevenirlo es evitar tocarse la visión, ante ello la institución recalcó la importancia de las medidas higiénicas y de prevención como lavarse las manos con agua y jabón constantemente y evitar frotarse.

No utilizar toallas, almohadas, sábanas con las personas infectadas, y no compartir anteojos, lentes de contacto, para el sol o estuches, maquillajes, y lavar los objetos con frecuencia para evitar el contagio.

En este sentido la institución recomienda la instalación de filtros permanentes en escuelas para la identificación de casos sospechosos y otras enfermedades, uso de alcohol en gel al ingresar en los planteles educativos, no automedicarse por lo que es importante acudir al centro de salud para una valoración médica.

Finalmente los SSO, recomiendan evitar la propagación de la enfermedad, al procurar que un familiar enfermo este en contacto con niños menores y adultos mayores de 65 años, mantener sus utensilios de cocina aislados de los demás, evitar que acudan a lugares concurridos como iglesias, albercas, balnearios, escuelas, guarderías, y sitios de trabajo para evitar el contagio.